Crónica 6

La gente canta muy animada. El bullerengue va llenando la capilla y todos se mueven tratando de comunicar (como siempre lo hacen) con el movimiento de su cuerpo, todo lo que sienten. Levantan sus brazos y siguen alabando al Dios de la vida. Así terminamos la misa y este lunes santo. Día cargado de experiencias pastorales y de muchos aprendizajes.

Tuvimos tres momentos fundamentales en nuestro día: catequesis para 100 niños, que me hicieron sentir la limitación de una metodología que no les comunica mucho. Ellos gritaron, saltaron y “mamaron gallo” todo lo que pudieron. Afortunadamente al final pudimos darle un mensaje para grabar en su corazón.

En la tarde la reunión con 80 profesores/maestros que con apertura escucharon mi reflexión e invitación por vivir a la manera de Jesús su vocación de docentes.

En la noche la Eucaristía. Cada día ha ido creciendo la asistencia, ya hoy estaba repleto el templo. Releí con ellos en un comentario sencillo el salmo 27 y luego hice un momento de oración pidiendo por su salud. Los invite a luchar con esperanza por generar procesos de gestión que les haga salir de la pobreza terrible en la que viven. Su actitud de escucha es muy grande y se meten en el ritmo de la predicación. Así termina este día. Estoy fatigado pero llego a mi cama a dar gracias a Dios por dejarme hablar de Él. Seguimos orando juntos

plinero Written by:

Una espacio donde quiero compartir mis experiencias, lo que voy encontrando en el camino. Que el Dueño de la vida, te bendiga. ¡Tú sabes!

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *